Síntesis Curricular

José Antonio Medina Trejo es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Xochimilco, de la carrera de Comunicación Social (1998). En esa misma casa de estudios obtuvo el grado de Maestro en Comunicación y Política en 2007.

En el ámbito profesional, se desempeña actualmente como periodista independiente, profesor de periodismo en la UACM y consultor *.

Colaboró por casi 14 años en el Suplemento Letra S del periódico La Jornada. En esa organización editorial fundó en 1998 la Agencia de Información NotieSe. www.notiese.org en donde formó y capacitó para el trabajo periodístico a un centenar de estudiantes de comunicación de diversas universidades públicas de la ciudad de México.

Ha colaborado en una decena de medios escritos como Milenio, El Independiente y La Jornada; en revistas como Zócalo, Etcétera, Voces del Desarrollo, No tan Queer, Ohm, CAMP, Boys and Toys, DFensor, AZ, entre otras. Ha emprendido proyectos independientes de radio por internet: NotieSe Radio Noticias, Sexibilízate y Letra S Radio, ésta última en Código D.F.

En 2005 ganó el Premio Internacional de Periodismo "Rosa Cisneros" que otorga cada dos años la IPPF-ONU. Asimismo, ganó el primer lugar del Premio de Periodismo "Rostros de la Discriminación", que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el Consejo Nacional contra la Discriminación (CONAPRED) y la Fundación Manuel Buendía. Junto al equipo de Letra S, ganó el "Premio Nacional de Periodismo" en 2001 por mejor publicación cultural. En 2004 ganó con el equipo Centauro Comunicaciones el premio "Pantalla de Cristal" por mejor guión con el documental "En la carretera".

En 2005 realizó el documental: "Octavio Acuña, un crimen de odio por homofobia" que se difundió en Canal Once, Canal 22, TVUNAM; en televisoras de Francia y España; además de recorrer festivales de documental en todo América Latina, Estados Unidos, Canadá y España.

En el ámbito académico ha impartido las materias de periodismo literario, de investigación, producción radiofónica, comunicación intercultural, metodología cualitativa y enfoque estructuralistas en comunicación en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México en los periodos 2007-I a 2009 II y de 2011- I a la fecha). Asimismo, ha formado parte del cuerpo académico del diplomado Teoría y Práctica de las Organizaciones Civiles con Trabajo en Disidencia Sexual y VIH/sida en México en los periodos 2008-II/2009-I y 2012 II-I. De 1997 al 2009 dirigió 12 tesis de licenciatura (UAM,UNAM e Iberoamericana). Actualmente dirige 6 tesis en la UACM y una en la UNAM.

Por su trabajo periodístico y compromiso social por los derechos humanos, en 2009 fue nombrado por el CONAPRED como Embajador contra la Discriminación en los medios de comunicación.

Ha impartido un centenar de ponencias en diversas Universidades, Foros y Congresos de 1997 a la fecha, con temas relacionados a los derechos humanos de personas que viven con VIH/sida, diversidad sexual, medios de comunicación y la función social que cumplen éstos respecto a los DDHH, sexualidad, diversidad sexual, el VIH/sida, la clase y el género. Ha sido facilitador en talleres, diplomados y seminarios (desde hace una década) dirigidos a periodistas, estudiantes de comunicación y activistas. Ha implementado una metodología para la incidencia en medios de comunicación. Esta labor la ha llevado a más de 12 estados de la república mexicana, además de países como Perú, Uruguay, Brasil, El Salvador y Ecuador.

* Dirige AM Comunicación e Información que ofrece acompañamiento y asesoramiento a instituciones públicas o privadas, organismos nacionales e internacionales en temas de DDHH, diversidad sexual, derechos sexuales y reproductivos, VIH/sida, elaboración de estrategias de comunicación, etc. Asimismo, ofrece la impartición de conferencias o docencia en clases especiales en universidades, coordinar talleres, seminarios, foros o congresos en los temas antes mencionados.

Datos:
Mail: j_medina27@hotmail.com / Facebook: Antonio Medina / Tw: @antoniomedina41

  • Curriculum a detalle      






  • Derechos humanos -
  • Conferencistas -
  • Diversidad sexual -
  • Estrategias de comunicación -
  • Proyectos de investigación -
  • VIH -
  
"Es más fácil desintegrar un átomo que destruir un prejuicio. Albert Einstein"

Responsabilidad histórica del activismo LGBT+

Por Antonio Medina Trejo 

La lucha por el acceso a los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual y trans (LGBT+) nació en la clandestinidad a inicios de la década de los años 70, y cuando salió a las calles fue por la sofocante violencia y discriminación que vivían las personas no heterosexuales, tanto en espacios públicos como privados. Muchos de esos iniciadores del movimiento de la diversidad sexual rompieron con sus familias, con sus núcleos sociales y con sus arraigos por defender sus afectos y su diferencia sexual con dignidad y honestidad.

Este movimiento social se forjó del ímpetu de hombres y mujeres que irrumpieron en el espacio público para exigir a las autoridades policiacas un alto a la violencia hacia los jóvenes homosexuales y travestis que eran particularmente agredidos en las calles del otrora Distrito Federal.

Con el pasar de los años, y al ir avanzando procesos democráticos en la Ciudad de México y en algunos estados del país, el activismo LGBT+ fue tomando fuerza, presencia social y mediática. Los y las líderes de la diversidad sexual comenzaron a tener voz desde las nacientes organizaciones civiles, que trabajaban arduamente de manera comunitaria, sin recursos económicos, aunque ausentes en los espacios de decisión política.

La efervescencia política que se vivía a finales del siglo pasado para derrumbar el viejo régimen político, corrupto, añejo, arcaico, trajo cambios positivos a la nación a pesar de las resistencias en las esferas del poder político. Los diversos movimientos sociales tuvieron cabida en los nuevos escenarios políticos, particularmente de la Ciudad de México con el triunfo de la izquierda desde 1997.

La ciudadanía LGBT se fue empoderando con el pasar de los años. Sus liderazgos fueron ejercitando el músculo ciudadano con exigencias, pero también aprendieron a proponer soluciones que se fueron logrando poco a poco a pesar de que en los espacios de decisión política se tuvieran posturas conservadoras o renuentes al progresismo. 

A principios del nuevo milenio el activismo de la diversidad sexual ya estaba inserto en espacios legislativos, en algunas instituciones gubernamentales, en consejos consultivos y en espacios de comunicación de alta influencia mediática, particularmente en la Ciudad de México en donde fue sembrando avances legislativos y acciones de gobierno incluyentes. Ese activismo que estrenó el siglo XX aprendió a cabildear e incidir en política. Los liderazgos gays y lésbicos fueron preparándose en áreas estratégicas al ver las oportunidades de incidir de manera profesional a favor de los derechos de su comunidad.

Estos logros se fueron materializando gracias a ese músculo cada vez más fuerte y propositivos de impetuosos activistas LGBT, que entre otros sucesos, demostraba su fuerza cada año a finales de junio con la Marcha del Orgullo en la capital del país, y en un número cada vez mayor en ciudades del interior de la República. Desde luego que hubo pugnas, opiniones encontradas, desacuerdos y otras linduras propias de toda lucha social, pero se avanzó.

¿Qué es lo que tenemos hoy en día con el activismo LGBT+? ¿En qué escenario o escenarios se mueve este importante movimiento social en México?

Hoy en día el activismo de la diversidad sexual es beneficiario de una herencia fincada por más de tres décadas de lucha social que dieron mujeres y hombres LGBT desde los años 70. Algunos de aquellos jóvenes, aún viven. Otros no. Hay quienes siguen en la lucha social con su larga experiencia, pero también muchos de ellos y ellas ya se retiraron. Dejaron su experiencia y hoy se dedican a otras actividades.

Se observa un activismo muy reducido que sigue trabajando sin institucionalizarse aunque con muy bajo perfil y con poca incidencia real en lo político. Son muy pocas las organizaciones de este tipo que se resisten a morir a pesar de la asfixia que está ejerciendo el gobierno federal en contra de ellas. Son críticas, pero no lo suficiente para crear sinergia, pues la fuerza demagógica y clientelar del actual gobierno eclipsa a quienes son débiles de ideales.

Por otro lado, está el activismo que le apostó a la promesa del cambio con el nuevo gobierno, pero que hasta el momento no se ha mostrado la contundencia de dicho cambio al no representar de manera concreta, aunque eventualmente sí en el discurso, los intereses de este sector.

En muchos casos hay silencio, tal vez tiene que ver con la amenaza del presidente de no dar más recursos a las Asociaciones Civiles. Ha desactivado la esencia del activismo que es la crítica al sistema y a lo establecido. Las ONGs` están atadas de manos, inmóviles, pasmadas; pero además asustadas, por lo que han cedido a la pleitesía hacia todos los actores de la llamada 4T como una estrategia para cuando el presidente se apiade del activismo y libere fondos.

Esa dinámica clientelar que está imponiendo el gobierno federal al activismo LGBT+ ha provocado contención de las organizaciones civiles. A final de cuentas, muy pocos actores del activismo están siendo críticos de las circunstancias actuales con el nuevo gobierno. De repente en sus redes sociales hay exabruptos mínimos de protesta que no cambian nada. No se les ve como antaño protestando y emprendiendo acciones comunitarias contundentes. Hoy el servilismo es lo común y con ello muchas organizaciones civiles están permitiendo que se destruya lo que se había avanzado.

Los líderes actuales del movimiento de la diversidad sexual no pueden vender la lucha de varias generaciones de hombres y mujeres que fincaron un camino para avanzar en los logros que se han tenido hasta antes del 2018. Tienen en sus manos los esfuerzos de cientos o miles de mujeres y hombres LGBT que dieron su vida física o social por defender ideales. No tienen derecho de lucrar con la herencia que ellos y ellas nos dejaron a cambio de recursos económicos o de cargos en espacios de gobierno o legislativos.

El colectivo LGBTTTI actual, que es variopinto, pluridiverso y no es homogéneo, no debe entregar la legitimidad de esta lucha a un actor político ni a ningún caudillo. Su agenda debe estar por encima de colores partidistas e intereses grupales. No debe ceder a la mentira, ni a la demagogia, ni al apapacho, y por supuesto, no puede aceptar prebendas a cambio de docilidad, silencio y aplausos fáciles.

El movimiento de la diversidad sexual de 2019 debe tener la altura política para ser crítico, contestatario, autónomo, autosustentable y siempre propositivo. En su independencia radica su credibilidad; en su credibilidad su fortaleza y capacidad de transformar la realidad social a favor de la igualdad y los derechos, que es un ideal por el que lucharon muchos y muchas LGBT+ desde hace más de 41 años. 

@antoniomedina41

Artículos Read more

Crónica de una desmocratización anunciada

Por Rodrigo Quintero * En aquel lejano 2010, tuve la oportunidad de vivir en Rio de Janeiro, Brasil. Eran los años dorados del PT y una oportunidad para todos los politólogos e internacionalistas de estudiar la izquierda que todo mundo quería en la región. Y qué mejor forma de hacerlo que en una de las […]

Read more

Cruzada de AMLO en contra del Estado laico

Por Antonio Medina Trejo* Desde los primeros días del gobierno actual, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha realizado una serie de acciones violatorias de la laicidad del Estado mexicano. Su lenguaje cuasi religioso, las referencias bíblicas hechas en sus discursos y conferencias mañaneras, asistir a bautizos públicamente, así como sostener reuniones con jerarcas religiosos […]

Read more

Crónica de un robo anunciado en Interjet

La noche del sábado 11 de mayo documenté mi equipaje en el mostrador de Interjet en la terminal de Cancún en el vuelo 2305 que salía a las 21:15 horas, aunque se anunció que tenía un retraso de 20 minutos. Yo casi nunca documento, trato de viajar ligero, pero documenté porque el joven que me […]

Read more

¿Los medios normalizan la homosexualidad?

Por Antonio Medina Trejo * Juan Carlos Leal Segovia, legislador de Morena en el Congreso de Nuevo León hasta el 17 de marzo, piensa que con la aparición de parejas gays en la televisión, se está normalizando la homosexualidad en la sociedad. A pesar del conservadurismo de su opinión, el diputado regio tiene razón, pues […]

Read more

Activistas, disonancia cognitiva y AMLO

Por Antonio Medina Trejo * El momento actual en el que se encuentran muchas Organizaciones de la Sociedad Civil no es muy alentador, no sólo porque el presidente de México las desdeñe y las etiquete como conservadoras a todas, sino porque están pasmadas sin saber qué hacer en esta etapa donde había una expectativa muy […]

Read more

Revolución arcoiris

Por Antonio Medina Trejo * El Partido de la Revolución Democrática (PRD) es el espacio político natural que ha dado cabida a las propuestas políticas y legislativas más relevantes en materia de diversidad sexual en el último cuarto de siglo. Y no podría ser de otra forma, pues el Sol Azteca es el resultado de […]

Read more

Frente Nacional en Defensa del Estado Laico

Por Antonio Medina Trejo * El México contemporáneo no podría pensarse sin la “sociedad que se organiza” descrita por Carlos Monsiváis en 1985 y que colocó “en el centro” de la discusión pública a “los nadie”, a “los sin voz”, ciudadanía vulnerada por la inacción del gobierno que no era tomada en cuenta en los […]

Read more

Eliminación de recursos a ONG`s (Radio Educación)

Ya está el podcast y se puede escuchar -en el momento en que lo deseen- el programa Relieves del 18 de marzo del 2019 en el que se reflexionó en torno a la situación de las Organizaciones de la Sociedad Civil y su relación con el nuevo gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador: la […]

Read more