Síntesis Curricular

José Antonio Medina Trejo es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Xochimilco, de la carrera de Comunicación Social (1998). En esa misma casa de estudios obtuvo el grado de Maestro en Comunicación y Política en 2007.

En el ámbito profesional, se desempeña actualmente como periodista independiente, profesor de periodismo en la UACM y consultor *.

Colaboró por casi 14 años en el Suplemento Letra S del periódico La Jornada. En esa organización editorial fundó en 1998 la Agencia de Información NotieSe. www.notiese.org en donde formó y capacitó para el trabajo periodístico a un centenar de estudiantes de comunicación de diversas universidades públicas de la ciudad de México.

Ha colaborado en una decena de medios escritos como Milenio, El Independiente y La Jornada; en revistas como Zócalo, Etcétera, Voces del Desarrollo, No tan Queer, Ohm, CAMP, Boys and Toys, DFensor, AZ, entre otras. Ha emprendido proyectos independientes de radio por internet: NotieSe Radio Noticias, Sexibilízate y Letra S Radio, ésta última en Código D.F.

En 2005 ganó el Premio Internacional de Periodismo "Rosa Cisneros" que otorga cada dos años la IPPF-ONU. Asimismo, ganó el primer lugar del Premio de Periodismo "Rostros de la Discriminación", que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el Consejo Nacional contra la Discriminación (CONAPRED) y la Fundación Manuel Buendía. Junto al equipo de Letra S, ganó el "Premio Nacional de Periodismo" en 2001 por mejor publicación cultural. En 2004 ganó con el equipo Centauro Comunicaciones el premio "Pantalla de Cristal" por mejor guión con el documental "En la carretera".

En 2005 realizó el documental: "Octavio Acuña, un crimen de odio por homofobia" que se difundió en Canal Once, Canal 22, TVUNAM; en televisoras de Francia y España; además de recorrer festivales de documental en todo América Latina, Estados Unidos, Canadá y España.

En el ámbito académico ha impartido las materias de periodismo literario, de investigación, producción radiofónica, comunicación intercultural, metodología cualitativa y enfoque estructuralistas en comunicación en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México en los periodos 2007-I a 2009 II y de 2011- I a la fecha). Asimismo, ha formado parte del cuerpo académico del diplomado Teoría y Práctica de las Organizaciones Civiles con Trabajo en Disidencia Sexual y VIH/sida en México en los periodos 2008-II/2009-I y 2012 II-I. De 1997 al 2009 dirigió 12 tesis de licenciatura (UAM,UNAM e Iberoamericana). Actualmente dirige 6 tesis en la UACM y una en la UNAM.

Por su trabajo periodístico y compromiso social por los derechos humanos, en 2009 fue nombrado por el CONAPRED como Embajador contra la Discriminación en los medios de comunicación.

Ha impartido un centenar de ponencias en diversas Universidades, Foros y Congresos de 1997 a la fecha, con temas relacionados a los derechos humanos de personas que viven con VIH/sida, diversidad sexual, medios de comunicación y la función social que cumplen éstos respecto a los DDHH, sexualidad, diversidad sexual, el VIH/sida, la clase y el género. Ha sido facilitador en talleres, diplomados y seminarios (desde hace una década) dirigidos a periodistas, estudiantes de comunicación y activistas. Ha implementado una metodología para la incidencia en medios de comunicación. Esta labor la ha llevado a más de 12 estados de la república mexicana, además de países como Perú, Uruguay, Brasil, El Salvador y Ecuador.

* Dirige AM Comunicación e Información que ofrece acompañamiento y asesoramiento a instituciones públicas o privadas, organismos nacionales e internacionales en temas de DDHH, diversidad sexual, derechos sexuales y reproductivos, VIH/sida, elaboración de estrategias de comunicación, etc. Asimismo, ofrece la impartición de conferencias o docencia en clases especiales en universidades, coordinar talleres, seminarios, foros o congresos en los temas antes mencionados.

Datos:
Mail: j_medina27@hotmail.com / Facebook: Antonio Medina / Tw: @antoniomedina41

  • Curriculum a detalle      






  • Derechos humanos -
  • Conferencistas -
  • Diversidad sexual -
  • Estrategias de comunicación -
  • Proyectos de investigación -
  • VIH -
  

Sociedad civil. Dignidad ciudadana ante el insulto presidencial (2/3)

Feb 28, 2019 Comentarios desactivados en Sociedad civil. Dignidad ciudadana ante el insulto presidencial (2/3) by

Despertar de la sociedad civil: feminismo, diversidad sexual y lucha contra el VIH

Por Antonio Medina Trejo *

Los tres movimientos que aquí se defienden, no porque los demás carezcan de importancia sino porque son con los que mayor cercanía tengo, parten de una lucha genuina por el derecho de las personas a existir y decidir, a amar y formar o no familias, a erradicar cánceres sociales como la violencia machista, de género, la diversifobia, sin olvidar la batalla en contra del estigma social asociado a la condición de salud.

Hoy en día, los avances en leyes, políticas públicas y en el imaginario cultural no se podrían pensar sin los aportes de la #SociedadCivil organizada que, con el paso del tiempo, fue tomando relevancia y sus acciones lograron permear en los espacios donde se toman las decisiones que regulan la vida social.

En los años 90 florecieron organizaciones civiles que consolidaron la lucha feminista a través de la profesionalización de mujeres que aprendieron a elaborar y desarrollar proyectos, a cabildear en el Poder Legislativo e instituciones gubernamentales y, más allá de protestar, propusieron acciones de gobierno encaminadas a impactar en la vida cotidiana de las mujeres. El derecho al aborto seguro, la perspectiva de género en presupuestos y políticas públicas, los derechos sexuales y reproductivos, la exigencia para detener los feminicidios, fueron, entre muchos otros temas, la razón de ser de la rebeldía propositiva de las feministas.

Con un proceso extraordinario de propuestas lúdicas desde los medios de comunicación, el movimiento de lucha contra el sida se reorganizó y tomó vuelo en los años 90. Irrumpió en el espacio público con el escándalo de la muerte causada por la falta de medicamentos y atención especializada, pero además, exhibió la discriminación y el estigma social experimentado por quienes fueron impactados por la pandemia. Este movimiento ha educado al gremio médico, a tomadores de decisiones, y a medios de comunicación, teniendo un impacto positivo hacia quienes viven con VIH en la sociedad en su conjunto. El acceso universal a la salud de las personas con VIH y que hoy suman más de 180 mil casos, fue un logro indiscutible de una #SociedadCivil que se organizó, como decía Monsiváis.

En tanto, el movimiento de la diversidad sexual, una vez que salió del letargo en el que cayó a finales de los años 80, resurgió con la llegada de la izquierda al gobierno de la capital del país, a la Cámara de Diputados, y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en la que ocupó importantes espacios. En 1998 se registró un momento cumbre en la ALDF con la realización del Primer Foro Legislativo de la Diversidad Sexual organizado por el diputado David Sánchez Camacho del Partido de la Revolución Democrática, en el que se dieron cita el activismo capitalino y del resto del país para visibilizar los anhelos de una comunidad discriminada, violentada y negada en sus derechos fundamentales.

Activistas de la vieja guardia asesoraron a legisladores y legisladoras. De esta forma, incidieron en la elaboración de leyes contra la discriminación, primero en la capital del país y posteriormente en el ámbito federal. En los estados sucedió algo similar con los liderazgos locales. Ayudaron a elaborar discursos para ser pronunciados en el pleno, redactaron la exposición de motivos de propuestas legislativas que incluyeron por vez primera los conceptos de preferencia y diversidad sexual.

El activismo LGBTTTI obtuvo avances acompañando al único partido que dio cabida a su agenda, logros que actualmente se reflejan en la apertura social hacia la diversidad sexual y en la cantidad de personas que año con año asisten a las Marchas del Orgullo. Lejos quedó 1979 cuando un puñado de 100 manifestantes salió a las calles. Ahora, en 2018, lo hicieron más de un millón de hombres y mujeres.

La Sociedad Civil organizada logró en los últimos 30 años avances que han beneficiado la vida cotidiana de amplios sectores de la sociedad. Sus aportes han contribuido a la construcción democrática del país, muchas veces en detrimento de proyectos personales de los y las activistas, que lejos están de hacer fortunas o vivir con los mínimos necesarios, pues a pesar de que hay quienes se han corrompido o lucrado con los movimientos sociales -un tema que está por analizarse a mayor profundidad- la gran mayoría de quienes se dedican a la lucha social lo hacen por convencimiento, por aportar a sus comunidades bienestar, acceso a la justicia y los derechos.

@antoniomedina41

#SiMonsiVivieraConNostrosEstuviera
#AsíNoSrPresidente
#SociedadCivil
#ONG

Comentarios

comentarios

Opinión

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.