Síntesis Curricular

José Antonio Medina Trejo es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Xochimilco, de la carrera de Comunicación Social (1998). En esa misma casa de estudios obtuvo el grado de Maestro en Comunicación y Política en 2007.

En el ámbito profesional, se desempeña actualmente como periodista independiente, profesor de periodismo en la UACM y consultor *.

Colaboró por casi 14 años en el Suplemento Letra S del periódico La Jornada. En esa organización editorial fundó en 1998 la Agencia de Información NotieSe. www.notiese.org en donde formó y capacitó para el trabajo periodístico a un centenar de estudiantes de comunicación de diversas universidades públicas de la ciudad de México.

Ha colaborado en una decena de medios escritos como Milenio, El Independiente y La Jornada; en revistas como Zócalo, Etcétera, Voces del Desarrollo, No tan Queer, Ohm, CAMP, Boys and Toys, DFensor, AZ, entre otras. Ha emprendido proyectos independientes de radio por internet: NotieSe Radio Noticias, Sexibilízate y Letra S Radio, ésta última en Código D.F.

En 2005 ganó el Premio Internacional de Periodismo "Rosa Cisneros" que otorga cada dos años la IPPF-ONU. Asimismo, ganó el primer lugar del Premio de Periodismo "Rostros de la Discriminación", que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el Consejo Nacional contra la Discriminación (CONAPRED) y la Fundación Manuel Buendía. Junto al equipo de Letra S, ganó el "Premio Nacional de Periodismo" en 2001 por mejor publicación cultural. En 2004 ganó con el equipo Centauro Comunicaciones el premio "Pantalla de Cristal" por mejor guión con el documental "En la carretera".

En 2005 realizó el documental: "Octavio Acuña, un crimen de odio por homofobia" que se difundió en Canal Once, Canal 22, TVUNAM; en televisoras de Francia y España; además de recorrer festivales de documental en todo América Latina, Estados Unidos, Canadá y España.

En el ámbito académico ha impartido las materias de periodismo literario, de investigación, producción radiofónica, comunicación intercultural, metodología cualitativa y enfoque estructuralistas en comunicación en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México en los periodos 2007-I a 2009 II y de 2011- I a la fecha). Asimismo, ha formado parte del cuerpo académico del diplomado Teoría y Práctica de las Organizaciones Civiles con Trabajo en Disidencia Sexual y VIH/sida en México en los periodos 2008-II/2009-I y 2012 II-I. De 1997 al 2009 dirigió 12 tesis de licenciatura (UAM,UNAM e Iberoamericana). Actualmente dirige 6 tesis en la UACM y una en la UNAM.

Por su trabajo periodístico y compromiso social por los derechos humanos, en 2009 fue nombrado por el CONAPRED como Embajador contra la Discriminación en los medios de comunicación.

Ha impartido un centenar de ponencias en diversas Universidades, Foros y Congresos de 1997 a la fecha, con temas relacionados a los derechos humanos de personas que viven con VIH/sida, diversidad sexual, medios de comunicación y la función social que cumplen éstos respecto a los DDHH, sexualidad, diversidad sexual, el VIH/sida, la clase y el género. Ha sido facilitador en talleres, diplomados y seminarios (desde hace una década) dirigidos a periodistas, estudiantes de comunicación y activistas. Ha implementado una metodología para la incidencia en medios de comunicación. Esta labor la ha llevado a más de 12 estados de la república mexicana, además de países como Perú, Uruguay, Brasil, El Salvador y Ecuador.

* Dirige AM Comunicación e Información que ofrece acompañamiento y asesoramiento a instituciones públicas o privadas, organismos nacionales e internacionales en temas de DDHH, diversidad sexual, derechos sexuales y reproductivos, VIH/sida, elaboración de estrategias de comunicación, etc. Asimismo, ofrece la impartición de conferencias o docencia en clases especiales en universidades, coordinar talleres, seminarios, foros o congresos en los temas antes mencionados.

Datos:
Mail: j_medina27@hotmail.com / Facebook: Antonio Medina / Tw: @antoniomedina41

  • Curriculum a detalle      






  • Derechos humanos -
  • Conferencistas -
  • Diversidad sexual -
  • Estrategias de comunicación -
  • Proyectos de investigación -
  • VIH -
  

Bellas Artes, su plaza y la diversidad sexual

Dic 16, 2019 Comentarios desactivados en Bellas Artes, su plaza y la diversidad sexual by

Por Antonio Medina Trejo

La tarde de ayer la explanada del Palacio de Bellas Artes volvió a ser el escenario de la diversidad sexual como lo fue el 14 de febrero de 2001 cuando más de 500 parejas del mismo sexo atendieron el llamado de quienes promovíamos la ley de Sociedades de Convivencia en la otrora Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Ahí mismo, frente al monumental Palacio, en la Plaza Pública, se dieron enardecidos discursos en contra del conservadurismo del gobierno local de aquel entonces que encabezaba el actual presidente de México, quien tenía vetada la primera ley que otorgaba derechos a parejas del mismo sexo.

Ante la muchedumbre, el activista Arturo Vázquez, con su singular bigote, criticó la hipocresía de los diputados y diputadas que simulaban apertura liberal pero hacían caso a la línea del líder conservador que gobernaba la ciudad en aquel momento. Esa tarde también tomó el micrófono otra líder histórica: Claudia Hinojosa que dijo que las familias diversas existíamos aún sin estar reconocidas por el Estado mexicano. Al escenario subió Arturo Díaz Betancourt para exigir el derecho al placer, tan importante como el derecho a la salud, dijo;. En su turno, la actriz Angélica Aragón externó que todas las familias deberían tener los mismos derechos sin importar su configuración.

Mientras se daban los discursos, en los registros simbólicos las variopintas parejas del mismo sexo se unían simbólicamente y se les entregaba su acta de Sociedad de Convivencia, firmada por testigos y testigas como Elena Poniatowska, Diana Bracho, Gonzalo Celorio, Jesús Silva-Herzog Marquez y la misma Angélica Aragón, entre otros.

Las parejas convivientes y sus testigos escuchaban a jueces y juezas que les leían la Epístola Libertaria, elaborada por los y las activistas que impulsamos la ley de Sociedades de Convivencia, en donde los mandatos machistas, sexistas y misóginos de la Epístola de Melchor Ocampo que les leían a las parejas heterosexuales, quedaba totalmente eclipsada por lo liberal y contemporáneo de sus contenidos.

En el discurso final la entonces diputada Enoé Uranga Muñoz, quien defendía en la Asamblea Legislativa la ley explicó las razones de dicha propuesta que obligaban a los y las representantes populares a legislar en favor de hombres y mujeres que aman a personas de su mismo sexo; advirtió que las inteligencias de nuestro país estaban con nosotros y que el movimiento de la diversidad sexual iba a luchar por sus derechos, “pues la ley y la razón nos asisten”, sentenció.

En el mismo lugar y con la misma comunidad

18 años después, en el mismo lugar y a la misma hora, aunque en fecha diferente, la comunidad LGBTTTI de la Ciudad de México se congregó, ya no para exigir se reconozca el amor entre personas del mismo sexo, sino para rechazar la violencia homofóbica por el cuadro “La Revolución” que se exhibe en la exposición Zapata después de Zapata. El cuadro es del artista chiapaneco Fabián Cháirez y generó el descontento de la familia de héroe revolucionario: ” No es homofobia, es un asunto de no permitir se denigre la figura de Zapata”, externo el nieto de Caudillo del Sur, lo que posteriormente generó violencia y muestras de discriminación hacia el artista y personas de la diversidad sexual.

Al igual que 18 años antes, la plaza de Bellas Artes se saturó, hubo discursos de activistas rechazando la censura de la obra de Cháirez y la violencia de grupos campesinos del estado de Morelos que exigieron a las autoridades del museo de Bellas Artes que se retiraran el cuadro de la exposición. De no hacerlo, amenazaron con quemar la obra.

En el acto se leyó un manifiesto del mundo artístico y museográfico en apoyo al artista, además de expresiones de solidaridad de decenas de organizaciones civiles y varios cientos de activistas de diversos sectores como el feminista, de jóvenes y por los derechos humanos.

En la concentración de ayer, 13 de noviembre, como la de hace 18 años, se les dijo desde el templete a los conservadores que el estigma y la discriminación no es propia de un país que busca la igualdad y la democracia, por lo que el sector de la diversidad sexual debe tener los mismos derechos, como unirse legalmente y formar una familia, o tener la libertad de expresar opiniones a través del arte, en este caso, por medio de un pintor gay que plasmó su sentir en torno al héroe histórico Emiliano Zapata en una pintura.

A diferencia de hace 18 años, en la movilización de ayer hubo una prensa educada y socializada con los términos LGBTTTI, más proclive a cubrir el suceso con base en criterios de derechos humanos y dando la voz al activismo; contrario a lo que sucedió en 2001 con medios poco sensibles con los temas de la diversidad sexual, respondiendo a prejuicios culturales todavía muy arraigados, de hecho, utilizando términos discriminatorios como machorras, maricones o depravados; y que en lugar de privilegiar la voz de los denunciantes, acudían con los jerarcas religiosos o voceros de grupos conservadores para darles espacio mediático a sus puntos de vista sobre el suceso político-cultural de aquel 14 de febrero del 2001.

Por último es importante destacar que esta movilización espontánea y genuina trasciende la lucha del matrimonio igualitario, que ya se logró, sino que puntualiza en uno de los temas que no se han logrado superar a pesar de los avances en leyes y políticas públicas favorables a la diversidad sexual, que es el flagelo de la homofobia social, por ello lanza un mensaje contundente en defensa de un derecho fundamental sobre la libertad de expresión de un sector de la sociedad que ha apropiado la imagen del líder revolucionario, no sólo por el homoerotismo sino por la esencia de la lucha que nos heredó sobre la igualdad y el derecho a la libertad.

Ante ello es importante destacar el tímido actuar del gobierno federal al negociar con la familia Zapata y ceder a la petición de poner una anotación a lado del cuadro que rechaza tal interpretación de la pintura que hace el artista, por lo que se sigue vulnerando al sector de la diversidad sexual y da la razón a la visión homofóbica de quienes no quieren que las personas LGBTTTI accedamos a derechos, entre ellos el de la libertad de expresión.

P.D. por cierto, al momento nada ha dicho la jefa de gobierno sobre la detención de quienes golpearon a jóvenes gays el pasado martes y quienes amenazaron con incendiar el cuadro y el Palacio de Bellas Artes si no se retirabla la pintura…..

@antoniomedina41

Comentarios

comentarios

Artículos

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.