Síntesis Curricular

José Antonio Medina Trejo es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Xochimilco, de la carrera de Comunicación Social (1998). En esa misma casa de estudios obtuvo el grado de Maestro en Comunicación y Política en 2007.

En el ámbito profesional, se desempeña actualmente como periodista independiente, profesor de periodismo en la UACM y consultor *.

Colaboró por casi 14 años en el Suplemento Letra S del periódico La Jornada. En esa organización editorial fundó en 1998 la Agencia de Información NotieSe. www.notiese.org en donde formó y capacitó para el trabajo periodístico a un centenar de estudiantes de comunicación de diversas universidades públicas de la ciudad de México.

Ha colaborado en una decena de medios escritos como Milenio, El Independiente y La Jornada; en revistas como Zócalo, Etcétera, Voces del Desarrollo, No tan Queer, Ohm, CAMP, Boys and Toys, DFensor, AZ, entre otras. Ha emprendido proyectos independientes de radio por internet: NotieSe Radio Noticias, Sexibilízate y Letra S Radio, ésta última en Código D.F.

En 2005 ganó el Premio Internacional de Periodismo "Rosa Cisneros" que otorga cada dos años la IPPF-ONU. Asimismo, ganó el primer lugar del Premio de Periodismo "Rostros de la Discriminación", que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el Consejo Nacional contra la Discriminación (CONAPRED) y la Fundación Manuel Buendía. Junto al equipo de Letra S, ganó el "Premio Nacional de Periodismo" en 2001 por mejor publicación cultural. En 2004 ganó con el equipo Centauro Comunicaciones el premio "Pantalla de Cristal" por mejor guión con el documental "En la carretera".

En 2005 realizó el documental: "Octavio Acuña, un crimen de odio por homofobia" que se difundió en Canal Once, Canal 22, TVUNAM; en televisoras de Francia y España; además de recorrer festivales de documental en todo América Latina, Estados Unidos, Canadá y España.

En el ámbito académico ha impartido las materias de periodismo literario, de investigación, producción radiofónica, comunicación intercultural, metodología cualitativa y enfoque estructuralistas en comunicación en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México en los periodos 2007-I a 2009 II y de 2011- I a la fecha). Asimismo, ha formado parte del cuerpo académico del diplomado Teoría y Práctica de las Organizaciones Civiles con Trabajo en Disidencia Sexual y VIH/sida en México en los periodos 2008-II/2009-I y 2012 II-I. De 1997 al 2009 dirigió 12 tesis de licenciatura (UAM,UNAM e Iberoamericana). Actualmente dirige 6 tesis en la UACM y una en la UNAM.

Por su trabajo periodístico y compromiso social por los derechos humanos, en 2009 fue nombrado por el CONAPRED como Embajador contra la Discriminación en los medios de comunicación.

Ha impartido un centenar de ponencias en diversas Universidades, Foros y Congresos de 1997 a la fecha, con temas relacionados a los derechos humanos de personas que viven con VIH/sida, diversidad sexual, medios de comunicación y la función social que cumplen éstos respecto a los DDHH, sexualidad, diversidad sexual, el VIH/sida, la clase y el género. Ha sido facilitador en talleres, diplomados y seminarios (desde hace una década) dirigidos a periodistas, estudiantes de comunicación y activistas. Ha implementado una metodología para la incidencia en medios de comunicación. Esta labor la ha llevado a más de 12 estados de la república mexicana, además de países como Perú, Uruguay, Brasil, El Salvador y Ecuador.

* Dirige AM Comunicación e Información que ofrece acompañamiento y asesoramiento a instituciones públicas o privadas, organismos nacionales e internacionales en temas de DDHH, diversidad sexual, derechos sexuales y reproductivos, VIH/sida, elaboración de estrategias de comunicación, etc. Asimismo, ofrece la impartición de conferencias o docencia en clases especiales en universidades, coordinar talleres, seminarios, foros o congresos en los temas antes mencionados.

Datos:
Mail: j_medina27@hotmail.com / Facebook: Antonio Medina / Tw: @antoniomedina41

  • Curriculum a detalle      






  • Derechos humanos -
  • Conferencistas -
  • Diversidad sexual -
  • Estrategias de comunicación -
  • Proyectos de investigación -
  • VIH -
  

Pin Parental: la mala educación de la 4T

Feb 11, 2020 Comentarios desactivados en Pin Parental: la mala educación de la 4T by

Por Antonio Medina Trejo

¿Por qué el Partido Encuentro Social (PES) está tan interesado en la educación pública, principalmente en los primos años de vida escolar de infantes? ¿Por qué morena le está dando juego a propuestas conservadoras del PES y no está legislando o proponiendo políticas públicas liberales en la lógica de la progresividad de derechos? ¿Será que Morena, el presidente y su primer círculo comparten el conservadurismo de sus aliados del PES? ¿Y dónde están las aguerridas feministas y activistas LGBT de morena defendiendo la educación sexual incluyente, con perspectiva de género y de diversidad sexual? ¿Y los gremios sexológicos y académicos qué les está sucediendo que no alzan la voz como antaño?

Estos cuestionamientos surgen por varios sucesos que se han dado desde inicios del año pasado cuando organizaciones civiles de corte religioso allegadas al PES emprendieron estrategias de acoso en los congresos de los estado y en los gobiernos en donde exigen que se retiren propuestas de ley libertarias y exigen se incluyan temas educativos que refuercen valores morales desde la visión religiosa y se permita que los padres de familia den su venia para que sus hijos e hijas reciban o no educación sexual.

Este tema se agudiza cada día más al ver al presidente de la República conceder espacios de decisión política a sus aliados cristianos y evangélicos que promueven en algunos congresos el Pin Parental, un proyecto que se ha puesto en marcha España a propuesta del partido ultraconservador Vox, el cual pretende “evitar el adoctrinamiento de niños con la ideología de género” (sic) y da a los padres de familia el poder para que las escuelas no impartan educación sexual con perspectiva de género y que no se les hable de los avances legales a favor de las parejas del mismo sexo.

Esta estrategia de la ultraderecha internacional la está proponiendo el PES para que la asuma el gobierno del presidente López Obrador. Querétaro y Nuevo León ya la tienen enlistada en el poder legislativo, y no ha tenido hasta el momento ninguna resistencia por parte del gobierno actual, que a pesar de tener en su gabinete a destacadas feministas y a -no tan destacados- activistas de la diversidad sexual -que lograron colarse en este río revuelto del nuevo sexenio-, y que se supondría están ahí por el compromiso del gobierno con estos temas; pues no es así, al contrario, feministas y LGBT son invisibles, grises, han tirado la toalla y están en su espacio de confort; no se les toma en cuenta en decisiones trascendentales y se han alineado a la visión conservadora del presidente y sus aliados políticos.

De hecho, es penoso ver cómo se les da mayor importancia y poder a los recomendados de las iglesias que están diseminados en todas las instituciones públicas, principalmente aquellas que tienen que ver con la educación, la cultura, la salud, la justicia y en el poder legislativo, donde están incidiendo con sus propuestas conservadoras que contradicen la visión de izquierda que se suponía enarbolaría morena.

Esta estrategia del PES significa un gran retroceso en logros que se han materializado poco a poco desde hace tres décadas en México con propuestas desde sociedad civil, que fueron cabildeadas y trabajadas arduamente con bancadas legislativas y gobiernos, particularmente del PRD, y que permitieron avanzar en temas de equidad de género, salud sexual y reproductiva, VIH/sida, diversidad sexual, identidades de género, entre muchos otros temas.

Desde principios de los años 90 el activismo feminista y de diversidad sexual (y de VIH/sida) lograron permear en instituciones públicas para incluir desde la educación una formación cívica y ética sobre la sexualidad humana. Muchos son los ejemplos de los avances, aún en los gobiernos panistas, en los cuales el activismo liberal estuvo presente y unido, combativo y siempre propositivo.

En los momentos en que los grupos de derecha y extrema derecha quisieron revertir los avances con el PAN y el PRI de aliados, siempre valerosas feministas y los gremios sexológicos, académicos y aguerridos líderes LGBT y de lucha contra el VIH/sida, emprendiendo acciones a todos los niveles y desde diferentes flancos. Educaron a los medios de comunicación que con el pasar de los años se convirtieron en aliados. Muchos historias de estas experiencias se puede consultar en la hemerografía de las últimas tres décadas. Se logró que estos temas fueran parte de la agenda política nacional, y que este gobierno está abandonando.

Desde inicios del actual sexenio algo ha sucedido con ese sector contestatario que luchó por la educación sexual con perspectiva de género y de diversidad sexual. Están silentes, ausentes de la discusión pública; no se les ve cabildeando, y las pocas veces que han logrado reunirse con funcionarios o legisladores de morena, se las ha pedido bajo perfil, que sus reuniones sean secretas, que no se hagan públicos sus encuentros y que no se difundan los compromisos a los cuales han llegado.

Esta petición, que me han comentado tanto activistas de diversidad sexual, feministas y un par de académicos, es, cuando menos, indignante, y devela la falta de respeto del gobierno actual a la lucha feminista y de la diversidad sexual que han sido determinantes en la construcción de ciudadanía y derechos a favor de las mujeres, de quienes no son heterosexuales y quienes viven con VIH/sida.

Sería deseable ver la indignación del activismo actual ante esta loca idea del PES, que viola el derecho al bien superior de niños y niñas a recibir una educación científica, laica y apegada a la razón, que se fundamenta a los avances legales en temas de salud sexual y reproductiva en México en los últimos sexenios, a pesar –insisto- del conservadurismo que prevaleció en ellos.

Con el proyecto Pin Parental del PES y morena en Querétaro y Nuevo León, donde ya se presentó, se están fincando las bases para materializar el gran anhelo de los grupos ultraconservadores de influir en los contenidos educativos, eliminando los avances objetivos sobre la sexualidad y para dar paso a sus preceptos religiosos sobre la misma materia, que van en contra de los derechos de las mujeres a decidir por sus propios cuerpos y de la diversidad sexual a tener el derecho al matrimonio igualitario, entre otros temas.

Los compromisos electorales del presidente de México con grupos cristianos y evangélicos, están llevando al país a tiempos inquisitoriales. Derrumba López Obrador avances libertarios propios de un país laico y desprecia los esfuerzos de sectores liberales por construir un país incluyente y diverso que respete los derechos de todos sus ciudadanos y ciudadanas en un contexto de pluralidad y democracia.

@antoniomedina41

Texto publicado originalmente en Big Bang México el 11 de febrero, 2020.

Comentarios

comentarios

Opinión

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.