Menú Cerrar

Besatón vs LGBTfobia en Six Flags

Por Antonio Medina

El miércoles 29 de diciembre una pareja de jóvenes gays fue reprendida en el parque de diversiones Six Flags por darse un beso, lo que generó un despliegue de policías del parquey la presencia del señor “José”, gerente del lugar, para dejarles en claro a los enamorados que el establecimiento tiene reglas por ser un “lugar familiar” y que hay “reglas morales” que se deben cumplir.

La reprimenda contra los jóvenes fue grabada y difundida enlas redes sociales, generando de inmediato la indignación de cientos de personas LGBT+, por lo que activistas convocaron a un Besatón para protestar por la homofobia y discriminación de esa franquicia internacional contra los jóvenes gays.

El revuelo que generó la protesta el jueves 30 en la tarde, llamó la atención de activistas de todo el país que quedaron estupefactos al ver en transmisiones en vivo cómo una persona golpeó al activista Rodrigo Arce, de la organización civil VIHveLibre, quien resultó arañado de la cara.

Mientras se daba la gresca y los automovilistas esperabancon impaciencia, se observaron policías de la Ciudad de México intentando pone orden sin ningún éxito, al tiempo que personas no identificadas propinaban golpes a Alaín Pinzón y otros manifestantes.

Ante la reacción colectiva, tanto presencial como en redes sociales, la empresa Six Flags emitió un comunicado en el que informó que retirará de sus políticas “disuadir a los visitantes de ser demasiado afectuosos”. Esto lo decidieron por los comentarios de sus visitantes, por ello “hemos determinado que no es necesario tener una política que se refiera al comportamiento afectuoso y la hemos eliminado”.

Gracias a la fuerte presión del activismo en contra del Gobierno de la Ciudad de México, que tiene responsabilidad ante el incumplimiento de leyes antidiscriminatorias en espacios públicos que prestan servicios (logro en nuestra ciudad desde inicios del presente siglo), Copred se vio obligada a abrir una carpeta de investigación para la reparación de daños a las víctimas.

Éste Besatón recuerda aquellos que se convocaron a través del programa Media Noche en Babilonia, que conducía el actor Tito Vasconcelos en Radio Educación, en contra de los restaurantes VIPS y Sanborns de Zona Rosa, donde se discriminaba o trataban mal a la clientela LGBT de los años 90.

Otros se han llevado a cabo en las últimas dos décadas en ciudades como Puebla, Guadalajara, Mérida, Monterrey, Colima, Cuernavaca o Querétaro, por discriminar en espacios públicos, en instituciones o iglesias, a parejas de la diversidad sexual.

Un Besatón muy emblemático fue el que se llevó a cabo en 2015 frente a la Catedral capitalina debido a la cotidiana homofobia del Cardenal Norberto Rivera que emprendió una cruzada desde su púlpito religioso en contra de los avances legales a favor de la diversidad sexual en la Ciudad de México.

El Besatón de Six Flags fue una acción comunitaria de la diversidad sexual que cierra el 2021, un año que ha registrado avances legislativos en varios estados del país a favor de las poblaciones LGBT+; no obstante, el gran cambio cultural de eliminación de la violencia simbólica y física en contra de las personas sexodiversas aún persiste en los diferentes espacios de convivencia, donde la violencia criminal continúa arrancando vidas, o en escuelas de todos los niveles que sigue reportando bullying, sin olvidar las denuncias por acoso laboral, estigmatización en medios de comunicación y negación de servicios médicos o de justicia a las personas por su orientación sexual o identidades de género.

*Texto publicado en la Agencia de Información Anodis el 31 de diciembre, 2021.

Compartir