Síntesis Curricular

José Antonio Medina Trejo es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Xochimilco, de la carrera de Comunicación Social (1998). En esa misma casa de estudios obtuvo el grado de Maestro en Comunicación y Política en 2007.

En el ámbito profesional, se desempeña actualmente como periodista independiente, profesor de periodismo en la UACM y consultor *.

Colaboró por casi 14 años en el Suplemento Letra S del periódico La Jornada. En esa organización editorial fundó en 1998 la Agencia de Información NotieSe. www.notiese.org en donde formó y capacitó para el trabajo periodístico a un centenar de estudiantes de comunicación de diversas universidades públicas de la ciudad de México.

Ha colaborado en una decena de medios escritos como Milenio, El Independiente y La Jornada; en revistas como Zócalo, Etcétera, Voces del Desarrollo, No tan Queer, Ohm, CAMP, Boys and Toys, DFensor, AZ, entre otras. Ha emprendido proyectos independientes de radio por internet: NotieSe Radio Noticias, Sexibilízate y Letra S Radio, ésta última en Código D.F.

En 2005 ganó el Premio Internacional de Periodismo "Rosa Cisneros" que otorga cada dos años la IPPF-ONU. Asimismo, ganó el primer lugar del Premio de Periodismo "Rostros de la Discriminación", que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el Consejo Nacional contra la Discriminación (CONAPRED) y la Fundación Manuel Buendía. Junto al equipo de Letra S, ganó el "Premio Nacional de Periodismo" en 2001 por mejor publicación cultural. En 2004 ganó con el equipo Centauro Comunicaciones el premio "Pantalla de Cristal" por mejor guión con el documental "En la carretera".

En 2005 realizó el documental: "Octavio Acuña, un crimen de odio por homofobia" que se difundió en Canal Once, Canal 22, TVUNAM; en televisoras de Francia y España; además de recorrer festivales de documental en todo América Latina, Estados Unidos, Canadá y España.

En el ámbito académico ha impartido las materias de periodismo literario, de investigación, producción radiofónica, comunicación intercultural, metodología cualitativa y enfoque estructuralistas en comunicación en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México en los periodos 2007-I a 2009 II y de 2011- I a la fecha). Asimismo, ha formado parte del cuerpo académico del diplomado Teoría y Práctica de las Organizaciones Civiles con Trabajo en Disidencia Sexual y VIH/sida en México en los periodos 2008-II/2009-I y 2012 II-I. De 1997 al 2009 dirigió 12 tesis de licenciatura (UAM,UNAM e Iberoamericana). Actualmente dirige 6 tesis en la UACM y una en la UNAM.

Por su trabajo periodístico y compromiso social por los derechos humanos, en 2009 fue nombrado por el CONAPRED como Embajador contra la Discriminación en los medios de comunicación.

Ha impartido un centenar de ponencias en diversas Universidades, Foros y Congresos de 1997 a la fecha, con temas relacionados a los derechos humanos de personas que viven con VIH/sida, diversidad sexual, medios de comunicación y la función social que cumplen éstos respecto a los DDHH, sexualidad, diversidad sexual, el VIH/sida, la clase y el género. Ha sido facilitador en talleres, diplomados y seminarios (desde hace una década) dirigidos a periodistas, estudiantes de comunicación y activistas. Ha implementado una metodología para la incidencia en medios de comunicación. Esta labor la ha llevado a más de 12 estados de la república mexicana, además de países como Perú, Uruguay, Brasil, El Salvador y Ecuador.

* Dirige AM Comunicación e Información que ofrece acompañamiento y asesoramiento a instituciones públicas o privadas, organismos nacionales e internacionales en temas de DDHH, diversidad sexual, derechos sexuales y reproductivos, VIH/sida, elaboración de estrategias de comunicación, etc. Asimismo, ofrece la impartición de conferencias o docencia en clases especiales en universidades, coordinar talleres, seminarios, foros o congresos en los temas antes mencionados.

Datos:
Mail: j_medina27@hotmail.com / Facebook: Antonio Medina / Tw: @antoniomedina41

  • Curriculum a detalle      






  • Derechos humanos -
  • Conferencistas -
  • Diversidad sexual -
  • Estrategias de comunicación -
  • Proyectos de investigación -
  • VIH -
  

Antonio y Jorge: una pareja gay que vive la ‘turbulencia’ de la paternidad

Jun 27, 2013 Comentarios desactivados en Antonio y Jorge: una pareja gay que vive la ‘turbulencia’ de la paternidad by

La pareja dice que sabe que su hijo se enfrentará a situaciones difíciles por tener dos papás y que apuesta a educarlo con amor y honestidad

CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) — Antonio y Jorge pasan todas las mañanas con su hijo Mateo. Bailan y cantan juntos, le enseñan a pronunciar sus primeras palabras y le dedican todo el tiempo posible. Desde que Mateo llegó a sus vidas, hace un año y nueve meses, relegaron aspectos de su vida profesional para ser padres.

Como cualquier otra pareja, Antonio y Jorge han tenido que aprender paso a paso cuáles son los trucos para cuidar con éxito a un bebé, en cuestiones cotidianas como bañarlo o darle de comer, y saben que siempre enfrentarán nuevos retos.

“Nos preocupamos por la salud de nuestros hijos, por su educación, que sean felices. La regamos a veces. De repente se te cae el niño y le sale un chipote (golpe)”, cuenta Antonio, de 44 años, periodista y profesor de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Él y su esposo enfrentan las dificultades de cualquier padre. “(Los primeros días con Mateo) pasamos sustos, con el clásico reflujo, horrible. Que ahí sí sufríamos mucho. Eso fue lo más complicado, pero poco a poco fuimos aprendiendo cómo mitigarlo”, agrega.

La empresa en la que trabaja Jorge le dio un permiso para ausentarse durante 45 días, cuando se concretó la adopción de Mateo. Antonio dejó su empleo como profesor y en ese periodo contó con la ayuda de su mamá, quien les enseñó cómo bañar al bebé, cambiarle los pañales, “y todo lo que tiene que pasar con los niños”.

“Mi mamá es una doctora honoris causa de la maternidad, tuvo 10 hijos, le sabe al asunto”, apunta Antonio. “Nosotros tuvimos que absorber el conocimiento”.

El hecho de ser una pareja gay, comenta Antonio, puede implicar “un grado mayor de complejidad” al ser padres, porque en muchos casos persiste la homofobia, y su hijo podría enfrentar burlas en la escuela, o en otros círculos sociales.

Pero, dice, la alegría de ser padres les da fuerza para enfrentar lo que venga en el futuro.

Un día en la vida de Mateo

Antonio y Jorge, de 37 años, acordaron que solo trabajarían durante las tardes, así que están con el bebé hasta cerca del mediodía, de lunes a viernes.

“Ambos, durante la mañana, nos dedicamos únicamente a Mateo. No hacemos otra cosa. Me vale el trabajo. Me vale el activismo… de los siete días de la semana, todas las mañanas estamos los dos con él”, dice Antonio.

En la tarde, llevan a Mateo con sus tías (primas-hermanas de Jorge), que tienen la oportunidad de ayudarles a cuidar al bebé, porque trabajan en casa; “son las tías sagradas”.

Para cumplir con el compromiso de ser papá, Antonio tomó la decisión de dejar de lado durante cuatro o cinco años su carrera como periodista, porque es muy demandante. De vez en cuando escribe reportajes, aunque su prioridad es Mateo.

El niño “se levanta a las 7 de la mañana en punto, casi casi como relojito, y lo primero que hace es pedir su leche”. Tras alimentarlo, Antonio se sienta junto a su hijo y le canta (su esposo Jorge se despierta cerca de las 10:00 horas, porque sale tarde del trabajo).

Luego le habla las noticias que lee en el diario, o sobre los textos que escribe. Sabe que su hijo todavía es muy pequeño para entender todo lo que le dice, pero le gusta establecer ese vínculo. “Nada más se me queda viendo, cómo diciendo este güey qué onda”.

Mateo es “una pirinola”, le gusta mucho ver estrellas, y observar el vuelo de los aviones. Los fines de semana, Antonio y Jorge se turnan para jugar con él, porque dicen que a veces es complicado resistir el paso a un niño, lleno de ganas de conocer el mundo, y pasarla bien.

Una dicha muy grande

Los “dos papás” de Mateo llevan casi una década como pareja. En 2007 fueron los primeros en unirse legalmente como sociedad de convivencia en el Distrito Federal y dos años después se casaron.

Más adelante, optaron por dar uno de los pasos más importantes en su vida: adoptar un bebé.

“(En mayo de 2011) conocimos la historia de una persona que quería dar a su hijo en adopción, por circunstancias muy complicadas, de su vida personal, y cuestiones económicas”, cuenta Antonio.

La madre, a quien aún faltaban algunos meses de gestación, “no tenía ningún prejuicio porque quienes adoptaran a su hijo fueran una pareja gay”, agrega.

Antonio dice que vivieron ese periodo de espera como “un embarazo psicológico”: “Empezamos a tener un proceso de mucha ilusión. Ya en todo momento pensábamos ‘vamos a tener al bebé, va a estar con nosotros, cómo va a ser. Hasta soñaba cómo era Mateo”.

“Cuando lo vimos, con el ultrasonido, en ese instante se nos salieron las lágrimas, y dijimos ‘es nuestro hijo, no hay de otra’”, relata Antonio.

Así llegó el día en que se convirtieron en padres. “Desde el primer instante en que nació, (Mateo) estuvo con nosotros”.

“El proceso de adopción fue muy complicado. Pero cumplimos con todo. Hicimos un proceso pulcro en cuanto a tiempo, en cuanto a cumplir con todo, en tiempo y forma, todo lo que nos pidió el juez lo fuimos liberando”, comenta.

El mejor regalo

Mateo aprende a hablar poco. Le dice “papá” tanto a Antonio como a Jorge, aunque a veces también le dice “mamá” a alguno de ellos.

Psicólogas y pedagogas les explicaron que eso ocurre por una cuestión gutural, porque a todos los niños les resulta más sencillo decir “mamá”.

Están de acuerdo en que no le negarán a Mateo el derecho a conocer su origen, si en algún momento tiene la inquietud de conocer a su madre biológica.

En su labor como padres, dice Antonio, han contado con todo el apoyo de su familia. Pero saben que en otros ámbitos, para algunas personas, todavía es difícil ver que una pareja homosexual tenga a un bebé en adopción.

El año pasado no celebraron el Día del Padre, en cambio, llevaron a Mateo a la Marcha del Orgullo Gay, en el Distrito Federal.

“Le gustó mucho, se divirtió, vio colores, alegorías, fiesta. Bailó mucho con los camiones, que llevan música. Y seguramente lo festejaremos de nuevo (la marcha del Orgullo Gay)”.

Antonio sabe que existe la posibilidad de que se burlen de su hijo, cuando crezca y vaya a la escuela. “Él siempre va a saber la verdad, nosotros no le podemos mentir en nada… Somos dos hombres, somos dos papás homosexuales, gais”, añade Antonio.

“¿A qué es lo que tenemos que apostarle como papás?: A la honestidad. A educarlo con mucha seguridad, con mucho amor, con muchos vínculos, no nada más nosotros, como papás y ya, sino sus tías, sus abuelitas, sus primos, sus primas, los amigos”, expresa.

“Sabemos que va a haber momentos difíciles, pero le apostamos a que la sociedad va avanzando… En efecto, en la sociedad, en la escuela, está el famoso bullying. Y ahí la apuesta es que sea un niño tan seguro, tan querido, tan amado, que sepa enfrentar esas situaciones.

Este año Antonio no sabe si harán algo especial, por el Día del Padre, aunque para él lo mejor sería que su hijo crezca y pueda agradecer el cariño que le han dado sus papás.

“Le apuesto a que mi hijo sea un niño libre…. Que tenga opciones. Y que decida. Ojalá con el mejor criterio, con lo que le dicte su corazón”.

Comentarios

comentarios

Actual

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.