Síntesis Curricular

José Antonio Medina Trejo es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Xochimilco, de la carrera de Comunicación Social (1998). En esa misma casa de estudios obtuvo el grado de Maestro en Comunicación y Política en 2007.

En el ámbito profesional, se desempeña actualmente como periodista independiente, profesor de periodismo en la UACM y consultor *.

Colaboró por casi 14 años en el Suplemento Letra S del periódico La Jornada. En esa organización editorial fundó en 1998 la Agencia de Información NotieSe. www.notiese.org en donde formó y capacitó para el trabajo periodístico a un centenar de estudiantes de comunicación de diversas universidades públicas de la ciudad de México.

Ha colaborado en una decena de medios escritos como Milenio, El Independiente y La Jornada; en revistas como Zócalo, Etcétera, Voces del Desarrollo, No tan Queer, Ohm, CAMP, Boys and Toys, DFensor, AZ, entre otras. Ha emprendido proyectos independientes de radio por internet: NotieSe Radio Noticias, Sexibilízate y Letra S Radio, ésta última en Código D.F.

En 2005 ganó el Premio Internacional de Periodismo "Rosa Cisneros" que otorga cada dos años la IPPF-ONU. Asimismo, ganó el primer lugar del Premio de Periodismo "Rostros de la Discriminación", que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el Consejo Nacional contra la Discriminación (CONAPRED) y la Fundación Manuel Buendía. Junto al equipo de Letra S, ganó el "Premio Nacional de Periodismo" en 2001 por mejor publicación cultural. En 2004 ganó con el equipo Centauro Comunicaciones el premio "Pantalla de Cristal" por mejor guión con el documental "En la carretera".

En 2005 realizó el documental: "Octavio Acuña, un crimen de odio por homofobia" que se difundió en Canal Once, Canal 22, TVUNAM; en televisoras de Francia y España; además de recorrer festivales de documental en todo América Latina, Estados Unidos, Canadá y España.

En el ámbito académico ha impartido las materias de periodismo literario, de investigación, producción radiofónica, comunicación intercultural, metodología cualitativa y enfoque estructuralistas en comunicación en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México en los periodos 2007-I a 2009 II y de 2011- I a la fecha). Asimismo, ha formado parte del cuerpo académico del diplomado Teoría y Práctica de las Organizaciones Civiles con Trabajo en Disidencia Sexual y VIH/sida en México en los periodos 2008-II/2009-I y 2012 II-I. De 1997 al 2009 dirigió 12 tesis de licenciatura (UAM,UNAM e Iberoamericana). Actualmente dirige 6 tesis en la UACM y una en la UNAM.

Por su trabajo periodístico y compromiso social por los derechos humanos, en 2009 fue nombrado por el CONAPRED como Embajador contra la Discriminación en los medios de comunicación.

Ha impartido un centenar de ponencias en diversas Universidades, Foros y Congresos de 1997 a la fecha, con temas relacionados a los derechos humanos de personas que viven con VIH/sida, diversidad sexual, medios de comunicación y la función social que cumplen éstos respecto a los DDHH, sexualidad, diversidad sexual, el VIH/sida, la clase y el género. Ha sido facilitador en talleres, diplomados y seminarios (desde hace una década) dirigidos a periodistas, estudiantes de comunicación y activistas. Ha implementado una metodología para la incidencia en medios de comunicación. Esta labor la ha llevado a más de 12 estados de la república mexicana, además de países como Perú, Uruguay, Brasil, El Salvador y Ecuador.

* Dirige AM Comunicación e Información que ofrece acompañamiento y asesoramiento a instituciones públicas o privadas, organismos nacionales e internacionales en temas de DDHH, diversidad sexual, derechos sexuales y reproductivos, VIH/sida, elaboración de estrategias de comunicación, etc. Asimismo, ofrece la impartición de conferencias o docencia en clases especiales en universidades, coordinar talleres, seminarios, foros o congresos en los temas antes mencionados.

Datos:
Mail: j_medina27@hotmail.com / Facebook: Antonio Medina / Tw: @antoniomedina41

  • Curriculum a detalle      






  • Derechos humanos -
  • Conferencistas -
  • Diversidad sexual -
  • Estrategias de comunicación -
  • Proyectos de investigación -
  • VIH -
  

Estados homofóbicos

Ene 31, 2019 Comentarios desactivados en Estados homofóbicos by

Por Antonio Medina Trejo *

La discriminación social que se vive en el día a día en contra de las personas LGBTTTI tiene una relación directa con la homofobia institucional y de quienes están encargados de hacer políticas públicas o leyes. La ausencia de compromiso agudiza ese flagelo discriminatorio en los espacios públicos y privados. En ese sentido, una parte de la responsabilidad sobre la exclusión o la inclusión de este sector está vinculada a las malas o buenas decisiones desde las instancias del Estado.

Recientemente Brasil dio una muy mala nota internacional debido a la renuncia del diputado Jean Wyllys, quien denunció la creciente homofobia en su contra que pasó de simples mensajes ofensivos en las redes sociales a amenazas de muerte por parte de grupos ultra conservadores. La renuncia del legislador, quien también fue hostigado públicamente por el ahora presidente, Jair Bolsonaro, es la muestra más fiel de cómo un gobierno homofóbico impacta en la vida de las personas. Con esta acción Brasil está entrando en un proceso de regresión en los avances que tuvo en materia de derechos humanos, derechos de las mujeres, de la diversidad sexual y población afrodescendiente en los últimos 20 años, que hicieron del país sudamericano un modelo en políticas públicas y leyes a favor de grupos vulnerables.

En Estados Unidos, país donde inició la lucha por los derechos de LGBTTTI hace 50 años, su presidente actual Donald Trump ha rechazado que personas transgénero y transexuales se enlisten en el Ejército. Una política totalmente contraria a la del ex presidente demócrata, Barak Obama, quien tuvo apertura total a la diversidad sexual, impulsando desde el gobierno leyes y políticas públicas de igualdad, como la erradicación de reglas no escritas en las fuerzas armadas denominada Don´t ask don´t tell (no preguntes, no digas), que obligaba a las personas LGBT a mantenerse en el clóset para no ser expulsadas de las instituciones marciales. Hoy, con el ultraconservadurismo que priva en la Casa Blanca, militares y marinos LGBTTTI regresan al clóset o renuncian, al tiempo que desanima a este sector para enlistarse a las fuerzas armadas estadounidenses.

Los contrastes de Estados Unidos van de tener ciudades totalmente gay friendly como Nueva York o San Francisco, con leyes que garantizan todos los derechos a las personas de la diversidad sexual, a estados como Texas o Arizona donde, por ejemplo, se tolera o se alienta desde el gobierno la promoción de las terapias de reconversión.

Pero sin duda la región del mundo con más países donde existe la homofobia de Estado es África. En pleno siglo XXI aún siete naciones de ese continente castigan la homosexualidad con la pena de muerte. Uganda y Kenia son dos países con extrema violencia criminal que cobra la vida de cientos de gays, lesbianas y personas trans cada año. A pesar de la adversidad, tienen un activismo LGBTTTI proactivo que ha logrado visibilizarse a través de redes sociales y hacer denuncias por violación a derechos humanos con impacto internacional, aunque no tengan cobertura mediática ni atención por parte de las autoridades civiles de sus países. 78 naciones en el mundo tienen leyes punitivas que pueden ir del encarcelamiento, la cadena perpetua o latigazos en la plaza pública.

México homofóbico

En México, a pesar de los avances que se han logrado en las últimas dos décadas, la homofobia institucional se refleja con la falta de acceso a derechos, discriminación en las instituciones públicas, negación de servicios de salud, falta de acceso a la justicia, acoso escolar en todos los niveles educativos y violencia criminal en los espacios públicos y privados.

En fechas recientes, de hecho, han habido muestras de retroceso por parte de legisladores del partido mayoritario al avalar expresiones homofóbicas de sus miembros, como las de un diputado de Nuevo León que apoyó los dichos de un boxeador que arremetió contra la comunidad gay, o dos legisladoras de Aguascalientes que proponen un referéndum para que la ciudadanía decida si las parejas del mismo sexo deben o no tener acceso al matrimonio civil, y por otro lado, que se instaure la figura de Unión Civil de Convivencia para estas parejas, pero con la condicionante de que sea temporal dicha unión.

Estos ejemplos representativos reflejan el pensamiento de la nueva clase política que hoy en día está en el poder ejecutivo y legislativo de manera mayoritaria, y que lejos del discurso complaciente para atraer el voto LGBTTTI antes del 1º de julio de 2018, no se ha visto hasta el momento la voluntad tangible de garantizar la progresividad de derechos, pues en las últimas dos décadas sí ha habido avances gracias a propuestas de sociedad civil que fueron retomadas e impulsadas en su gran mayoría por el Sol Azteca, tal como se documenta en el libro Revolución Arcoiris que publicó recientemente el PRD.

La realidad es que la homofobia no se erradica de un día para otro. Es un mal endémico del mundo contemporáneo heredado de percepciones decimonónicas que permearon en las instituciones del Estado afectando la vida cotidiana de las sociedades. Por ello es importante que por un lado quienes están en espacios de decisión política demuestren con hechos su compromiso con la erradicación del flagelo de la homofobia, y por otro, seguir reivindicando en los espacios públicos y privados a nivel individual y colectivo nuestro derecho a la diferencia y denunciar todo acto que atente contra la dignidad de todas las personas LGBTTTI.

* @antoniomedina41

Comentarios

comentarios

Opinión

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.