Síntesis Curricular

José Antonio Medina Trejo es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, plantel Xochimilco, de la carrera de Comunicación Social (1998). En esa misma casa de estudios obtuvo el grado de Maestro en Comunicación y Política en 2007.

En el ámbito profesional, se desempeña actualmente como periodista independiente, profesor de periodismo en la UACM y consultor *.

Colaboró por casi 14 años en el Suplemento Letra S del periódico La Jornada. En esa organización editorial fundó en 1998 la Agencia de Información NotieSe. www.notiese.org en donde formó y capacitó para el trabajo periodístico a un centenar de estudiantes de comunicación de diversas universidades públicas de la ciudad de México.

Ha colaborado en una decena de medios escritos como Milenio, El Independiente y La Jornada; en revistas como Zócalo, Etcétera, Voces del Desarrollo, No tan Queer, Ohm, CAMP, Boys and Toys, DFensor, AZ, entre otras. Ha emprendido proyectos independientes de radio por internet: NotieSe Radio Noticias, Sexibilízate y Letra S Radio, ésta última en Código D.F.

En 2005 ganó el Premio Internacional de Periodismo "Rosa Cisneros" que otorga cada dos años la IPPF-ONU. Asimismo, ganó el primer lugar del Premio de Periodismo "Rostros de la Discriminación", que otorga la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el Consejo Nacional contra la Discriminación (CONAPRED) y la Fundación Manuel Buendía. Junto al equipo de Letra S, ganó el "Premio Nacional de Periodismo" en 2001 por mejor publicación cultural. En 2004 ganó con el equipo Centauro Comunicaciones el premio "Pantalla de Cristal" por mejor guión con el documental "En la carretera".

En 2005 realizó el documental: "Octavio Acuña, un crimen de odio por homofobia" que se difundió en Canal Once, Canal 22, TVUNAM; en televisoras de Francia y España; además de recorrer festivales de documental en todo América Latina, Estados Unidos, Canadá y España.

En el ámbito académico ha impartido las materias de periodismo literario, de investigación, producción radiofónica, comunicación intercultural, metodología cualitativa y enfoque estructuralistas en comunicación en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México en los periodos 2007-I a 2009 II y de 2011- I a la fecha). Asimismo, ha formado parte del cuerpo académico del diplomado Teoría y Práctica de las Organizaciones Civiles con Trabajo en Disidencia Sexual y VIH/sida en México en los periodos 2008-II/2009-I y 2012 II-I. De 1997 al 2009 dirigió 12 tesis de licenciatura (UAM,UNAM e Iberoamericana). Actualmente dirige 6 tesis en la UACM y una en la UNAM.

Por su trabajo periodístico y compromiso social por los derechos humanos, en 2009 fue nombrado por el CONAPRED como Embajador contra la Discriminación en los medios de comunicación.

Ha impartido un centenar de ponencias en diversas Universidades, Foros y Congresos de 1997 a la fecha, con temas relacionados a los derechos humanos de personas que viven con VIH/sida, diversidad sexual, medios de comunicación y la función social que cumplen éstos respecto a los DDHH, sexualidad, diversidad sexual, el VIH/sida, la clase y el género. Ha sido facilitador en talleres, diplomados y seminarios (desde hace una década) dirigidos a periodistas, estudiantes de comunicación y activistas. Ha implementado una metodología para la incidencia en medios de comunicación. Esta labor la ha llevado a más de 12 estados de la república mexicana, además de países como Perú, Uruguay, Brasil, El Salvador y Ecuador.

* Dirige AM Comunicación e Información que ofrece acompañamiento y asesoramiento a instituciones públicas o privadas, organismos nacionales e internacionales en temas de DDHH, diversidad sexual, derechos sexuales y reproductivos, VIH/sida, elaboración de estrategias de comunicación, etc. Asimismo, ofrece la impartición de conferencias o docencia en clases especiales en universidades, coordinar talleres, seminarios, foros o congresos en los temas antes mencionados.

Datos:
Mail: j_medina27@hotmail.com / Facebook: Antonio Medina / Tw: @antoniomedina41

  • Curriculum a detalle      






  • Derechos humanos -
  • Conferencistas -
  • Diversidad sexual -
  • Estrategias de comunicación -
  • Proyectos de investigación -
  • VIH -
  

¿Curar la homosexualidad?

Feb 07, 2019 Comentarios desactivados en ¿Curar la homosexualidad? by

Por Antonio Medina Trejo *

En pleno siglo XXI hay quienes piensan que la homosexualidad es una enfermedad y como tal, se puede curar. Para ello, por increíble que se escuche, quienes están convencidos de esa aberrante idea recurren a la psiquiatría o a la fe para “curar” a quienes aman a personas de su mismo sexo o quienes no responden al rol de género de su sexo biológico.

Historias de terror se han escrito en clínicas psiquiátricas y retiros espirituales donde personas homosexuales, hombres y mujeres, han sido internadas por familiares o de manera voluntaria para “convertirse” en personas “normales”. Los “profesionales” de la salud mental que sustentan que la homosexualidad es una preferencia, y como tal puede modificarse, han dañado física y emocional a infantes, jóvenes y adultos, con terapias psicológicas, medicación, encierro en hospitales psiquiátricos o intervenciones con electroshocks.

Por otro lado, grupos religiosos también recurren a estrategias de conversión a través de retiros espirituales, consejería con ministros de fe, convencimiento entre pares, exaltación de la culpa, y en casos extremos de neurosis, exorcismos.

En nuestro país se han llevado a cabo retiros organizados por Courage Latino, una organización religiosa estadounidense creada en Nueva York en 1980. El Vaticano la avala y jerarcas mexicanos han sido promotores de retiros de “restauración sexual” cuyo objetivo es que quienes acudan “resistan las tentaciones carnales del mismo sexo”, para ello someten a las personas a terapias, oraciones y la abstinencia.

Tanto la ciencia como grupos religiosos que avalan la idea de la conversión están equivocadas respecto a que la homosexualidad sea una enfermedad: la homosexualidad es una variante de la sexualidad humana; es una orientación sexual intrínseca a algunas personas. Es decir, hay quienes son heterosexuales y quienes simplemente no lo son.

Intentar cambiar la orientación sexual de alguien viola su derecho a la salud mental y física, perpetúa el estigma hacia las poblaciones de la diversidad sexual y transgrede el derecho humano a amar. Sin duda, es un atentado contra la integridad de las personas, tan es así que ese tipo de terapias han sido rechazadas por gremios psicológicos, psiquiátricos, médicos y sexológicos en todo el mundo, por la misma Organización de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y por un sector religioso progresista.

El debate sobre las terapias de conversión resurgió en México luego de que el ex reportero de televisión, Mauricio Clark, informó en un programa de espectáculos que ya se había curado de su homosexualidad y que gracias a un retiro espiritual logró reconvertirse en heterosexual. En el plano internacional, el debate lo atizó el Papa Francisco en agosto de 2018 cuando planteó en una entrevista que ante un niño que presenta una conducta homosexual habría “mucho que hacer, especialmente por parte de la psiquiatría”.

El dicho del pontífice reactivó a organizaciones ultraconservadoras que luchan en contra de los derechos de las personas LGBTTTI, aunque también generó la protesta de grupos pro derechos de la diversidad sexual en todo el mundo. En tanto, países de la Unión Europea apresuraron la redacción de un documento para prohibir las terapias reparativas, pues por extraño que parezca, sólo tres países en el mundo tenían legislación punitiva en contra de ese tipo de terapias hasta antes de 2018: Brasil, Ecuador y Malta. Recientemente se sumaron Canadá y 14 estados de Estados Unidos.

En México hay iniciativas legislativas en el Senado de la República y el Congreso de la Ciudad de México que consideran estas terapias como tortura, sean ejecutadas por médicos, psiquiatras o ministros de culto. El común denominador de las propuestas radica en respetar la orientación sexual de todas las personas bajo el principio de “una vida libre de violencia”, sea física, psicológica o espiritual.

Ante los embates de la derecha y la extrema derecha que cada día se fortalecen más, no sólo en México, sino en varias regiones del mundo, es muy importante defender los avances que hemos logrado en materia de diversidad sexual, y seguir luchando por la progresividad de derechos, por el ideal de la igualdad y en contra de la estigmatización, la discriminación, la violencia criminal y emocional hacia gays, lesbianas, personas trans e intersexuales.

@antoniomedina41

Comentarios

comentarios

Opinión

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.